Deportes.

Sueño con representar con orgullo a mi país: Gómez

Bogotá
1/1
Sueño con representar con orgullo a mi país: Gómez
Cortesía
El joven tenista risaraldense busca hacerse un lugar en la élite del tenis mundial

 

Va cayendo la tarde en Santa Catarina, Brasil y Mateo Gómez, un joven tenista colombiano se dispone a atender a EL NUEVO SIGLO. Ha sido una jornada larga, la preparación para los campeonatos no es sencilla, puede llegar a ser extenuante, pero así es la vida del deportista y él lo sabe, por eso se olvida del cansancio y pone buena cara para empezar a responder las preguntas.

El risaraldense, sin lugar a dudas, la raqueta número uno del país en el escalafón junior este año, como parte de los compromisos que tiene esta temporada, disputará el Banana Bowl, el Campeonato Internacional Juvenil de Tenis de Porto Alegre y el Campeonato Sudamericano GB1, los torneos más importantes a nivel suramericano.

Pero para hablar de quién es Mateo Gómez, hay que viajar en el tiempo, cuando el risaraldense era apenas un niño, en aquella época en donde la pelota de fútbol era seguramente la mayor atracción para todos los niños de su edad, Mateo se decidió por la raqueta y la pelota pero “escogí el tenis porque mis padres lo practican, yo los acompañaba a las canchas y me empezó a llamar la atención desde el primer momento”.

La pasión y el amor por el deporte “blanco” fue heredada, el talento y la habilidad los ha ido puliendo y trabajando, al fin y al cabo el tenis como todas las disciplinas deportivas se trata de entrenar con el fin de volver las debilidades en fortalezas, claro también están los referentes y lo que ellos pueden llegar a transmitir. “Mi referente en el tenis es y será Roger Federer”, algo que habla y explica mucho del juego de Gómez, quien muestra serenidad en cada uno de sus movimientos, piensa absolutamente cada uno de los golpes y expresa elegancia dentro del campo de juego.

Los esfuerzos se irán viendo con el tiempo, “he trabajado de manera incansable para lograr un puesto importante a nivel mundial”, el camino es largo sin embargo va por buen camino. En los torneos que jugará esta semana tendrá el acompañamiento del entrenador argentino Guido Spera, un hombre experimentado que ha hecho parte de la preparación de Alejandro Hoyos, la carta sorpresa de Pablo Gonzalez en la convocatoria a conformar el equipo de Copa Davis que se impuso a Suecia.

Sueños

Gómez trabaja por alcanzar sus sueños, “quiero llegar a las altas esferas del tenis mundial, poder disputar un ATP Masters 1000 y los Grand Slams”, sin embargo es consciente que la situación para los tenistas en el país no es fácil, al no ser un deporte “popular” los recursos no son sencillos de conseguir. “La carrera del tenis en Colombia es bastante difícil, no solo en el aspecto competitivo, sino que se necesita recursos económicos importantes. El tenis necesita muchísimo más apoyo ya que se trabaja con muy poco, necesitamos apoyo de la empresa privada”, dijo. Y es que precisamente la falta de recursos es lo que lleva a los talentos a fugarse y en el peor de los casos a perderse, la inversión es alta si se quiere avanzar en el tenis, “Colombia tiene mucho talento tenístico, pero por lo costoso que se hace jugar al tenis, estos talentos se pierden muy temprano”.

La suerte se fabrica y por eso Gómez trabaja de manera férrea para alcanzar sus metas, este año tiene la ilusión de llegar a disputar los Grand Slams de los Juniors. “Este año comencé jugando toda la gira de grados 1 ITF y espero sumar los puntos necesarios para entrar en los cuadros clasificatorios, y por qué no, principales de los Grand Slam junior”, comentó. Serán dos años de enfocarse completamente en su carrera, por ahora tiene también que terminar sus estudios, “estoy cursando décimo grado y me faltan dos años para decidir si sigo jugando o estudio una carrera, igual seguiría enfocado en el tenis”.

Gómez hace parte de la nueva camada del tenis nacional junto a Daniel Galán, Nicolás Mejía, Emiliana Arango y María Camila Osorio, esa que espera poder alcanzar y superar lo logrado por Falla, Giraldo, Farah, Cabal entre otros. Él es el más joven de esa camada y ve con admiración lo que han realizado sus colegas. “Los admiro muchísimo y valoro todo su esfuerzo, compromiso y sus buenos resultados”, indicó.

Este año será sin lugar a dudas un gran reto para Gómez pues está obligado a obtener buenos resultados durante su periplo por Brasil, pues de no hacerlo, perdería los puntos que obtuvo el año pasado al coronarse en el Querétaro Junior Cup y el Jalisco Junior Cup, torneos Grado 4 y en los que alcanzo a sumar 120 puntos, el comienzo de año no fue fácil para el pereirano. “Mi preparación no fue la mejor ya que cuando empecé con mi pretemporada junto a Santiago Giraldo me lesioné y tuve una incapacidad de 25 días”. La lesión ya está superada y poco a poco se va poniendo a punto para estar al 100% en todos los compromisos que tiene.

El tiempo se va acabando y así lo hace saber el propio Gómez, quien tendrá sesión de recuperación para una vez más volver a iniciar con la rutina que tiene preparada, la responsabilidad que tiene con su equipo pero sobre todo con su país lo ha llevado muchas veces a olvidar el dolor físico, primero por dejar el nombre de Colombia muy en alto y segundo para honrar los esfuerzos que hace su equipo y su familia para que él pueda cumplir sus sueños y metas. “Mi sueño es representar con orgullo a mi país en todas las competencias a las cuales me citen. Lo hice en campeonatos suramericanos, ojalá a futuro pueda jugar eventos del ciclo olímpico, Juegos Olímpicos y Copa Davis”, sentenció.

El futuro del tenis nacional dependerá en gran medida del apoyo de las entidades privadas que quieran invertir en el deporte y en los deportistas, mientras tanto los integrantes de la nueva camada seguirán demostrando en las pistas de todo el mundo de qué están hechos, harán gala de su mentalidad y habilidad, pero sobre todo seguirán dejando el nombre de Colombia muy en alto.

Continúa Leyendo


Powered by Sindyk Content
Arriba