Nación.

No cesan atentados contra oleoductos: van 11

Bogotá
1/1
No cesan atentados contra oleoductos: van 11
Archivo

La infraestructura petrolera del país ha sufrido 11 atentados terroristas en lo que va de 2019, siete de ellos contra el Oleoducto Caño Limón-Coveñas, tres contra el Oleoducto Trasandino y otro en el fin de semana contra el  Mansoyá Orito en Putumayo, informó Ecopetrol.

El más reciente fue contra del oleoducto Caño Limón-Coveñas, cerca de Teorama (Norte de Santander), que produjo un derrame de crudo en la quebrada La Llana.

En la zona se registran enfrentamientos entre grupos armados que impiden el ingreso de personal técnico y de equipos a zona rural de Teorama. 

El otro se registró en la madrugada de ayer contra el Oleoducto Masonyá-Orito a la altura de la vereda Buenos Aires, en jurisdicción del municipio de Orito, en el departamento del Putumayo.

La estatal petrolera informó que la acción dinamitera generó un incendio que ya está siendo controlado, pero “se está a la espera de que la Fuerza Pública asegure la zona para ingresar y establecer el tipo de afectación ocasionada y realizar de manera inmediata las labores de atención y reparación”.

Lea también: Cae líder guerrillero responsable de atentados a oleoductos.

“Al momento del atentado el oleoducto no estaba en operación”, agrega la información oficial. Y señala que de inmediato Ecopetrol activó el pan de contingencia y se notificó al Concejo Municipal de Gestión del Riesgo de Orito.

“Ecopetrol rechaza enfáticamente estas acciones ilícitas que ponen en riesgo la integridad y seguridad de las personas, afectan gravemente a las comunidades vecinas y al medio ambiente”, dice el comunicado de la estatal petrolera.

Mil atentados en 10 años

De acuerdo con información oficial de la estatal petrolera, la infraestructura petrolera del país ha sufrido más de mil ataques dinamiteros en los últimos 10 años, siendo los departamentos más afectados Norte de Santander, Arauca, Nariño y Putumayo.

Las estructuras de conducción del crudo que más han sido afectadas en este lapso han sido las líneas Caño Limón-Coveñas, Trasandino, Mayonyá-Orito, San Miguel-Orito y Churuyaco-Orito.

En lo que va de 2019 -con corte al 8 de febrero- se habían registrado nueve ataques terroristas contra los oleoductos del sur del país, de ellos seis contra Caño Limón-Coveñas y tres contra Trasandino. A esta lita de acciones terroristas se suma el ataque de la madrugada de ayer contra el Oleoducto Masonyá-Orito.

La información oficial precisa que el Caño Limón ha sido objeto de 1.500 atentados terroristas en los 33 años que lleva de operación, acciones ilegales en las que se han derramado más de 4 millones de barriles de crudo.

Las estadísticas revelan que en los últimos tres años los atentados han venido en aumento: 51 en 2016, la mayoría contra el Caño Limón; 65 en 2017, uno contra el Trasandino y el resto al Caño Limón; y 107 atentados en 2018, la mayoría contra el Caño Limón, que ha sido el más afectado.

Un dato adicional que reveló Ecopetrol es que entre 2009 y 2017 se han invertido $251.000 millones en reparaciones de la tubería afectada.

Un caso que preocupa a la estatal petrolera, por los riesgos para la vida humana y el medio ambiente, es el de las válvulas ilegales para la extracción del crudo.

Solo en el departamento de Nariño el año pasado fueron descubiertas 924 válvulas ilegales, mientras que en la región comprendida por los departamentos de Arauca, Boyacá y Norte de Santander se descubrieron 72 más, además de otras 111 en diferentes ductos que atraviesan la geografía nacional.

Cabe recordar que en 2018 se registraron 107 ataques terroristas contra esta infraestructura, generando un derrame de 20 mil barriles de petróleo.

 

Continúa Leyendo


Powered by Sindyk Content
Arriba