Ambiente y Ciencia.

¿Prohibiendo el plástico?

Bogotá
1/1
¿Prohibiendo el plástico?
Foto archivo El Nuevo Siglo

Hemos pasado en el país por una larga temporada de búsqueda de soluciones a los problemas actuando sobre las consecuencias y no sobre las causas, sirva como ejemplo el pico y placa que pretende solucionar el tráfico impidiendo la circulación de los usuarios, o las declaraciones de un exalcalde de Bogotá que instaba a no utilizar el teléfono celular en la calle para evitar su robo; en ese extraño espiral de cargar la culpa a las víctimas del problema, hemos llegado a un proyecto de ley, aprobado por unanimidad en primer debate, que pretende prohibir el uso del plástico en el país.

El plástico es un material que se usa en innumerables productos y aplicaciones, a partir de su invento, hace ya más de un siglo, este material se ha convertido en el elemento principal a la hora de fabricar juguetes, muebles, utensilios de cocina, calzado, vehículos, armamento, y otras muchas cosas; no es nada extraño que prácticamente todo lo que utilizamos está hecho con base en el plástico ya que es un material muy versátil y barato. Existen un montón de tipos diferentes de plásticos y, dependiendo sus usos y sus características estará compuesto por unos materiales u otros. En términos generales podríamos afirmar que el plástico es un material omnipresente para el género humano.

El término genérico de “plástico” implica un sinnúmero de elementos que a simple vista parecen todos iguales, esto sin embargo es una ilusión que va lejos de la realidad, cada plástico es un mundo diferente y tiene compuestos diferentes, algunos de ellos son inocuos pero otros pueden significar índices de toxicidad peligrosos para la vida; los plásticos más utilizados son: PET o PETE, su nombre científico es Polietileno de Teleftarato, se utiliza para botellas de agua y refrescos y también en recipientes de detergentes o de alimentos, es fácilmente reciclable. HDPE, su nombre científico es Polietileno de alta densidad, se usa mucho en garrafas de agua o de leche, botellas de champú y algunas bolsas de plástico. PVC, su nombre científico es Policloruro de Polivinilo, se utiliza en paquetes de alimentos, botes de aceite, tubos de vinilo, cortinas para la ducha y marcos de puertas y ventanas, no es reutilizable y es muy dañino para el medio ambiente. LDPE, su nombre científico es Polietileno de Baja densidad, se utiliza en las bolsas de plásticos de los alimentos congelados, la mayoría de envolturas de plástico y en algunas botellas. PP, su nombre científico es Polipropileno, se utiliza en sobres para sopas, envases de yogur y margarina, alfombras para exteriores, biberones, pañales desechables, etc. PS: Su nombre científico es Poliestireno. Se utiliza prácticamente para todo dependiendo de su forma de elaboración, desde material aislante para edificios hasta recipientes para comida y cubiertos desechables.

Sin embargo el problema del plástico no radica en el plástico mismo, radica en la utilización que hacemos de él y en la disposición final que se le da como residuo; sus ventajas son inmensas en cuanto hace a costo y maleabilidad y podría llegar a ser inocuo de ser utilizado correctamente.

Hoy por hoy existe una infinidad de posibilidades de recuperar el plástico en el posconsumo y de transformarlo en materias primas para ser reutilizado o en combustibles limpios que cumplen las normas euro IV y V sin mayores inconvenientes; quizá el estado debería propender por impulsar estas soluciones y por sancionar adecuadamente a quienes hacen uso o disposición indebidos de este elemento, algo de educación y un poco de apoyo y de mano dura podrían mejorar nuestro entorno sin abandonar una materia prima tan valiosa.

alsanchez2006@yahoo.es

@alvaro080255

Continúa Leyendo


Powered by Sindyk Content
Arriba