Off the record.

Off the record

Bogotá
1/1
Off the record

Campaña a todo vapor

 

Llenos de trabajo serán estos “días santos” para la mayoría de los senadores y Representantes a la Cámara que lejos de irse a descansar en esta semana, dedicarán el receso legislativo a impulsar a sus respectivos candidatos a Gobernador, Alcalde, diputados, concejales y ediles. Los parlamentarios saben que cuando se reanude el trabajo en el Legislativo no habrá mayor pausa ya que solo quedarán nueve semanas para terminar esta legislatura y hay una serie de proyectos que deben ser evacuados rápidamente. En el menú de iniciativas figuran el Plan Nacional de Desarrollo, la votación de las objeciones a la JEP en el Senado, la reforma política y electoral, todo el paquete de proyectos anticorrupción, la reforma a la Ley de Garantías Electorales, la modernización de las TIC y el acto legislativo que plantea que el narcotráfico y el secuestro no puedan ser considerados como conexos al delito político. Todo ello, como se dijo, en menos de nueve semanas.

 

Insistirá en acuerdos políticos (I)

 

Aunque no hay nada oficial todavía, algunas altas fuentes gubernamentales no descartan que el presidente Duque vuelva a convocar a la Casa de Nariño a las principales bancadas con el fin de lograr acuerdos políticos puntuales alrededor de algunas iniciativas que si no avanzan en comisiones y plenarias se hundirán indefectiblemente. Como se recuerda, en las reuniones con la mayoría de los partidos a comienzos de febrero, las colectividades se quejaron de que el Gobierno solo le ponía atención a sus iniciativas pero no así a las de origen parlamentario. Se pactó, entonces, realizar una serie de “mesas técnicas” con las distintas bancadas para analizar los proyectos presentados por cada partido y determinar cuáles de ellos eran viables y podrían tener el apoyo y acompañamiento político y ministerial del Gobierno para sacarlos avante antes de que termine la actual legislatura a mediados de junio próximo.

 

Insistirá en acuerdos políticos (II)

 

Sin embargo, ese proceso de las “mesas técnicas” quedó truncado por tres hechos muy puntuales. De un lado, porque el Congreso y el Gobierno enfocaron gran parte del tiempo de las sesiones extraordinarias que arrancaron a mediados de febrero así como las primeras semanas de la legislatura –que comenzaron el 16 de marzo– a discutir el proyecto del Plan Nacional de Desarrollo, que solo el 22 de marzo fue aprobado en las comisiones económicas de Senado y Cámara. Como se recuerda, no le fue nada fácil al Ejecutivo sacar avante la iniciativa, a tal punto que terminó imbuido en un dura controversia con Cambio Radical que acusó a la Casa de Nariño de estar dándole ‘mermelada’ a algunos de sus parlamentarios para que votaran el proyecto, cuando la orden a la bancada era no apoyarlo.

 

Insistirá en acuerdos políticos (III)

 

Además, las “mesas técnicas” en realidad se complicaron por cuenta de las objeciones que el presidente Duque presentó al proyecto de ley estatutaria de la JEP, ya que estas generaron una honda controversia en el Congreso y hasta partidos de la coalición duquista, como La U, decidieron votarlas en contra, al tiempo que Cambio Radical, cuya postura era la definitiva para aprobar o rechazar los reparos a la justicia transicional, se radicalizó más contra la Casa de Nariño. Es más, Cambio, los liberales y La U anunciaron una alianza legislativa para impulsar algunos proyectos, sin que el Gobierno haya sido convocado a los efectos. Y, como si fuera poco,  la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, encargada de las “mesas técnicas” estuvo casi tres semanas en el Cauca tratando de negociar con los indígenas para que desbloquearan la vía Panamericana. Solo cuando se firmó un acuerdo pudo regresar para ponerse al frente de la agenda legislativa en el Congreso, pero ya el ambiente contra el Ejecutivo estaba muy caldeado e incluso el propio uribismo estaba pidiendo renuncias al gabinete.

Continúa Leyendo


Powered by Sindyk Content
Arriba